¿Cómo ordeno mi #biblioteca?



«Estoy sola. Por eso, a pesar de que tengo puesta la pollera negra y era de esperar que me ensuciara con el polvo, decidí arreglar el estante de arriba de la biblioteca, poniendo juntos todos los libros que quería tener a mano. Es claro que quizá me criticarías que al lado de El juguete rabioso pusiera el Baudelaire de Sartre y al lado de éste Siddharta y más allá el libro de Simmel sobre la moda. No hay razones que guíen lo que hago» (Habitaciones de Emma Barrandéguy)

El comienzo de la novela de Barrandéguy me hizo pensar en que los libros no siempre pueden ordenarse de forma calculada. En muchas oportunidades estarán cargados de un valor emocional, nos sentiremos pegados porque alguien importante no los regalo o porque la lectura de ese libro fue iluminadora. Están los que ponen a Borges y a Bioy juntos, no matter what. También los que no pueden evitar que las grandes parejas estén separadas como Sartre y Simone, incluso aquellas que tuvieron una historia más trágica como Onetti e Idea Vilariño.

Los criterios para ordenar la biblioteca deben estar siempre sujetos a la cantidad de libros que tenemos, a la periodicidad en que los utilizamos y al gusto personal. Es decir, si tenemos varias bibliotecas pequeñas en la casa, podemos optar por dividirlos por temáticas, nacionalidades o incluso por favoritos o joyitas de las que nos enorgullecemos, o por ejemplo, si nos encontramos haciendo una carrera que requiere muchos libros como es mi caso que estudio Letras, podemos buscar un estante que sea exclusivo para la facultad y que los otros sean para todo lo demás.

Desde mi adolescencia hasta hoy, a mis casi 30, estuve probando diferentes combinaciones para ordenar la biblioteca y ¡aún sigo buscando la mejor! Les dejo un listado de diferentes estilos y mi experiencia a continuación:

Por orden alfabético

¡Tan difícil de sostener! Puede ser el mejor aliado para encontrar justamente lo que están buscando, especialmente los que tienen una biblioteca de consulta, es decir, los que necesitan volver una y otra vez a libros ya leídos. Pero, si son de los míos, de aquellos que adquieren libros todos los meses, esto puede llegar a ser muy incómodo cuando se cuenta con poco espacio e incluso, en poco tiempo, puede dejar de respetarse. La idea es encontrar un criterio que logremos sostener en el tiempo.

  • Pros: van a encontrar sus libros muy rápido
  • Contras: nos puede durar muy poco este orden si solemos adquirir libros seguido.

Por género o temática

¡La gloria para los que tienen muchos libros y leen variado! Consiste básicamente en dividir tu biblioteca en cuento, novela, poesía, etc. Este método me resultó muy práctico a la hora de decidir mi próxima lectura. Con el tiempo no me pareció lo más estético.

  • Pros: es el mejor método para elegir tu próxima lectura: ¿quiero cuentos, novela, ensayo, poesía?
  • Contras: estéticamente es poco uniforme.  

Por autor

¡La mejor manera de agrupar por favoritos! Esta fue una de las formas que más me gustó. Creo que es necesario tener muchos autores repetidos para optar por esta opción. Incluso, en su momento, los dividí por escritores y escritoras.

  • Pros: buena forma para acomodar favoritos y agruparlos según la cantidad de libros que se tengan.
  • Contras: si no se tienen muchos libros de varios autores puede no resultar práctico.

 

Por editorial

Este fue mi método elegido por mucho tiempo. En primer lugar, porque tenía muchos libros de la misma editorial y eso hacía que estéticamente la biblioteca cumpliera un patrón. Pero por otro lado, había varios libros que no podían agruparse y me quedaba un estante con todos los rezagados.

  • Pros: lo estético y lo práctico.
  • Contras: si se tienen pocos libros de la misma editorial puede no resultar práctico. Además, muchos/as autores/as están publicados en diferentes editoriales y su obra nos puede quedar dividida.

Por color y tamaño

Mi criterio actual. Durante el distanciamiento social me surgió la idea de ordenar los libros de forma cromática. Si bien este método es poco práctico cuando se tienen muchos libros o bibliotecas grandes como es mi caso me pareció la mejor opción para darle armonía al ambiente. Muchas decoradoras recomiendan esto para organizar la casa por la imagen visual aunque solo es práctico para el que tiene muy poquitos libros y puede recordar el color de cada uno de sus libros. Para que este método me fuera exitoso apliqué el siguiente tip: colocar en los lomos ojalillos o cualquier sticker autoadhesivo pequeño que tengan. De esta forma, nos es más fácil elegir la próxima lectura. También tengo un cuaderno donde están anotados mis libros sin leer y los voy tachando a medida que los leo. Este tip puede aplicarse a cualquiera de los métodos que elijan.

  • Pros: lo estético
  • Contras: no es muy práctico.

Entonces ¿cuál es el mejor método?

Un mix de estilos: el mejor método es subjetivo. Hay que poner en la balanza qué es lo que necesitamos. Por esta razón, considero que utilizar un solo criterio nos va a quedar corto y lo mejor es poder combinarlos. Por ejemplo: ordenar por editorial y alfabéticamente; por color y por género dentro de esa gama de colores; etc. Jueguen con  todas las combinaciones hasta dar con la indicada.

Bonus track: consejo

Armar un archivo de excel puede ser un gran aliado. Tomamos una planilla y le colocamos diferentes categorías en cada columna como título, autor, editorial, fecha de adquisición, dónde se encuentra (estante, biblioteca, prestado), etc. Cuando no sepamos donde está un libro solo tenemos que ir al archivo de excel. Incluso cuando prestemos alguno de nuestros ejemplares podemos anotar ahí a quién para nunca olvidarlo. A través de la herramienta Filtros podemos chequear cuántos libros tenemos; cuáles son los leídos y los pendientes; incluso ¿cuántos libros escritos por mujeres hay en nuestra biblioteca?

Si querés más recomendaciones de Agus agusrecomienda .com

Autor: Agustina de Diego