#DesdeColombia “Ahí viene, Diego D’alba”



Si hablamos de cultura colombiana, sin dudas las primeras cosas que se nos vienen a la mente son: el café; Gabriel García Márquez y un maravilloso legado futbolístico a través de jugadores destacados mundialmente. Sin embargo, hay mas: sus lugares de ensueño para vacacionar; su cálida gente; sus comidas típicas y su riquísima variedad musical provista de ritmos y sonidos característicos de cada región. Y es en este punto donde voy a detenerme ya que quiero hablar de un gran exponente de la música colombiana que fusiona folclore andino, con ritmos contemporáneos.

Gran artista, ingeniero de profesión y músico de cuna. Oriundo de Nariño, un departamento ubicado en el extremo suroeste de Colombia y a cuya capital, San Juan de Pasto, por su geografía diversa y su clima variado debido a sus altitudes, se la llama “Ciudad sorpresa”. Un lugar conocido a nivel mundial por su arte y su carnaval de Negros y Blancos que vale la pena mencionar, para ubicarnos en el contexto en el que creció este artista, y entender un poco más del porqué de sus letras y melodías.

En mayo de este particular 2020, Diego lanzó su último trabajo discográfico titulado Mestizo. Un disco auténtico, con una marcada identidad y jerga nariñense. Un viaje fantástico donde conviven el color, la magia y los sonidos de la región que se reflejan en canciones como “Miranchurito”; “Pacífico Sur- Gualao” o “Bonitico”; este último, el primer sencillo del álbum, elegido como mejor videoclip en los premios FICPA (Festival Internacional de Cine de Pasto) del año 2019.

Ante cada canción podemos sentir como un grito de batalla que dice “¡Ahí viene, viene Diego D’Alba!” ese, sin dudas, es el sello de su autenticidad artística. Su marca personal. Su orgullo por sus raíces, su gente, sus costumbres, vibra en cada nota y nos transporta a sitios tan fascinantes como desconocidos.

En nuestro país, podríamos referenciarlo con Los Tekis o alguno de nuestros artistas norteños que nos acercan la puna fusionando sonidos incaicos, andinos e instrumentos autóctonos con el pop, folk, y arreglos electrónicos en sus canciones. “La Muerte Alegre”, es un fiel reflejo de esta comparación.

Escuchar a Diego D´alba alegra el corazón, es una experiencia auditiva y sensorial diferente. Su particular voz junto a sus canciones transmiten sentimientos y emociones positivas; nos impregnan de su cultura y nos trasladan a su tierra, solo con cerrar los ojos y dejarnos llevar.

Un poco más de Diego…

  • Participó en la segunda temporada de La Voz Colombia, emitida en el año 2013 y llego hasta las semifinales formando parte del equipo de Gilberto Santa Rosa, destacado y reconocido cantante de salsa puertorriqueño apodado “El Caballero de la Salsa”. A partir de allí, ve una notable evolución.
  • Su primer trabajo discográfico es un CD/DVD grabado en el año 2014 titulado: Diego D’alba, Sesiones en vivo. Una recopilación de famosos boleros que acompañaron los inicios del artista y lo lleva a recorrer diferentes momentos de su vida con la música. Ese mismo año publicó un single llamado: “Avanzar”, de gran aceptación por parte de su público.
  •   Fantasmas de Asfalto es su segundo material, un EP que contiene 5 canciones de gran influencia latinoamericana, en las que se destacan “Soy Guaneña”, un homenaje al Patrimonio cultural de Pasto y “Sueño de Carnaval”, canción dedicada al Carnaval de Negros y Blancos, importante festividad nariñense .
  • Si querés conocer más de su música lo encontrás en todas las redes como @diegodalbamusic

Autor: Julio Cesar Niveyro