Un alimento llamado #Quinua, por Diego Sívori



Para llevar a cabo una alimentación saludable, debemos asegurarnos que cubra nuestras necesidades energéticas. Por ello que la alimentación debe ser equilibrada, variada y tiene que aportar determinada cantidad de hidratos, proteínas y grasas. Es por eso que en esta nota te vamos a presentar un alimento poco tradicional, pero que en el último tiempo se empezó a utilizar con mayor frecuencia ya que es muy nutritivo y saludable : la quinua.

La quinua es un alimento que proviene de la región andina, principalmente de Perú y Bolivia. Su producción en los últimos 20 años fue incrementándose a pasos agigantados, haciendo que este producto se encuentre disponible en casi todo el mundo.

¿Qué es la quinua? Muchas veces suele incluirse erróneamente en el grupo de los cereales, ya que ésta puede utilizarse de forma similar: cocida como un arroz o en forma de harina, como la de trigo.

Pero poniéndonos estrictos con las clasificaciones, la quinua es un pseudocereal. Más allá de algunas similitudes con los cereales, ésta tiene varias diferencias en sus componentes; por ejemplo: contiene más proteínas y fibra que un cereal tradicional, pero menor cantidad que las legumbres. Por otro lado es un alimento libre de gluten y contiene cantidades considerables de Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Zinc y vitamina E y del complejo B. También es rica en potasio, el cual puede ser muy beneficioso para reducir los niveles de tensión arterial; y contiene grasas insaturadas que corresponden al grupo de las grasas saludables.

En cuanto a su cocción, se cocina como los cereales pero en menor tiempo. Otro aspecto a tener en cuenta, es que requiere de un lavado previo a la cocción con abundante agua. Esto permite retirar una capita externa con alto contenido de saponinas; que si no se retira, puede hacer que la quinua tenga cierto sabor amargo.

La quinua puede utilizarse en preparaciones sin sal e incluirse en preparaciones dulces; reemplazando al arroz en la tradicional receta del “arroz con leche” o mezclarse con yogurt y frutas. También es posible utilizarla para hacer pochoclo (salteándola en un sartén) o mezclarla dentro de la preparación de los panqueques.

Por otro lado, puede formar parte de platos salados agregándola fría en ensaladas de vegetales o tibia, como parte de un risotto. También pueden realizarse hamburguesas vegetarianas como las de “Nutrición fácil en tiempos difíciles” que se realizan mezclando 100 gr de quinua cocida, verduras cocidas procesadas (2 cebollas, ½ zanahoria), 2 huevos y cantidad necesaria de salvado de trigo para dar consistencia.

Espero que te animes a probar este alimento e incluirlo en tu alimentación ya que es una gran oportunidad para continuar sumando diferentes nutrientes.

Autor: Diego Sívori