A la hora de realizar un plan de alimentación es fundamental respetar gustos y creencias de quien tenemos adelante; de esta manera el plan puede adaptarse a sus necesidades y hacer que su cumplimiento sea más fácil.
Entonces..

¿Qué ocurre cuando se quiere excluir algún grupo de alimentos? 

Lo importante es asesorarse con un profesional que pueda darte herramientas para lograr una alimentación completa y suficiente.
Por ejemplo, aquellos que deciden excluir de su alimentación al grupo de las carnes; lo que incluye vaca, cerdo, pollo y pescado; llevarán a cabo una dieta ovolactovegetariana. Para que esta sea saludable y nutricionalmente adecuada en cada etapa del ciclo vital; es un Nutricionista quien debe orientar en la compra y preparación de alimentos, enseñar a combinarlos y de ser necesario sugerir la utilización de alimentos fortificados o suplementos.

¿A qué nutrientes debemos prestarle más atención en caso de excluir carnes?

  • La cuota diaria de proteínas puede cubrirse consumiendo leche, queso, yogurt, huevos o legumbres.
  • El hierro puede obtenerse de legumbres, vegetales de hoja verde oscuro, yema de huevo, leches y cereales fortificados con hierro. Para que éste se aproveche mejor es conveniente consumir estos alimentos lejos de infusiones como té, café o cacao; remojar y germinar las legumbres, cereales y semillas o fermentar el pan integral. También facilita la absorción del hierro el vinagre o jugos de naranja, limón o mandarina.
  • Los requerimientos de vitamina B-12; la cual se encuentra en los alimentos de origen animal; son más fáciles de cubrir si se consume carne. Por eso es importante consumir a diario gran cantidad de leche, quesos, yogures y huevos; y de ser necesario alimentos fortificados o suplementos.
  • Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran presentes principalmente en los pescados, pueden incorporarse a partir del consumo de semillas de lino, chía o aceite de canola.
  • Por último, el zinc puede incorporarse mediante la ingesta de legumbres, cereales integrales, quesos, frutos secos y productos de soja. La germinación y fermentación también hace que se aproveche mejor el zinc de estos alimentos.

 

Para finalizar, es importante resaltar que hoy en día la industria alimentaria ofrece gran variedad de productos fortificados; lo que hace que el estado nutricional del vegetariano actual sea mucho mejor que el de un vegetariano del pasado. Sin embargo, la variabilidad de las prácticas alimentarias de las personas hace que sea esencial que un Nutricionista evalúe y supervise este tipo de dietas.