#HumorPolítico: ¿Qué nos pasa a los argentinos?



Octubre siempre fue un mes político para los argentinos, marcado por el calendario electoral. Hoy, a un año de las elecciones presidenciales, nos preguntamos por el escenario actual y el ánimo de la gente, algo que cada uno de nosotros puede percibir al recorrer las calles de la ciudad.

En estos últimos tiempos, la vida cotidiana parece estar definida por palabras que se repiten una y otra vez: crisis económica, aumento de la pobreza, corrupción, paros y cortes de calles. En este marco se hace difícil sostener la confianza en la política y las instituciones, así como las expectativas de que ellas ayuden a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestras familias.

#Economía. Según una encuesta realizada el mes pasado, el 75 % de los consultados, personas mayores de 16 años de la Ciudad de Buenos Aires, considera que su situación económica empeoró en los últimos 30 días (Fuente: Raúl Aragón y Asociados).

Por otro lado, el optimismo económico, un indicador que comprende la situación de empleo, ingresos y precios a futuro, viene cayendo sostenidamente desde hace meses (Fuente: Managment and Fit). A estos datos podemos sumarle el aumento sistemático de la pobreza relevado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, que en su último informe concluyó que la de este año será superior a la de 2014 y 2015

 #Corrupción.  Según un sondeo de Grupo de Opinión Pública, para los argentinos este sería el ranking de gobiernos más corruptos desde el retorno de la democracia: puntea el de Carlos Menem, con el 60,6%, lo siguen bastante pegados entre sí el de Cristina 41,1%, Macri 38,1%, Eduardo Duhalde 37,5% y Néstor Kirchner 34,7% y termina último, en este caso de manera positiva, Raúl Alfonsín con sólo el 3,4%.

#Intención DeVoto. En este contexto, el escenario de cara a las próximas elecciones sigue teniendo como protagonistas principales a Mauricio Macri y Cristina Kirchner, con un 45. 8 y un 42.2 de intención de voto respectivamente (Fuente Synopsis consultores). También aparecen otros candidatos como Alberto Rodríguez Saá, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey. Pero lo más llamativo (o no) es la gran cantidad de indecisos, alrededor del 15 %, quienes serán los verdaderos protagonistas porque terminarán definiendo la elección.

Digo, de pronto, me parece

Dicen que la historia sirve para tener memoria y no volver a cometer los mismos errores del pasado. En años anteriores nuestro país ya atravesó crisis como esta, pero la indiferencia hacia la política y el individualismo no fueron las soluciones, sino que por el contrario, han extendido sus dimensiones y profundizado sus consecuencias.

Por eso apostemos a comprometernos políticamente, a aportar ideas, a luchar por una causa, a pensar en forma colectiva, a ser solidarios con el otro y a decidir con mayor conciencia en las urnas. Si bien no es garantía de solución,  seguramente contribuya más que la indiferencia y la queja sostenida, en la difícil tarea de cambiar la realidad  y comenzar a revertir de una vez por todas la cronicidad de la crisis argentina.

 

 

Autor: Luis Espeche