#AlimentaciónSaludableEnEscuelas: una realidad con sabor a poco



#Sumar, restar, alimentarnos bien Todos sabemos que la escuela es el lugar donde aprendemos sobre lengua, matemática o física. Pero tal vez pocos sepan que también puede ser un lugar, por ejemplo, para aprender buenos hábitos alimenticios. ¿No lo sabías? Te contamos aquí cuáles son las actividades que se relacionan con este tema y cuál es su estado de situación hoy en día.

#Es mi derecho Según la ley N° 3.704/10 de Alimentación Saludable de la ciudad de Buenos Aires, los comedores escolares deben cumplir estándares de calidad y manejar menús especiales de acuerdo a la edad y las necesidades nutricionales de los chicos. Además deben enseñarles hábitos alimenticios sanos en un espacio de convivencia y socialización.

#Chau Paneras En abril de este año, se generó una gran polémica porque el servicio público de comedores escolares[1] decidió reemplazar el pan de los menús por frutas, como una forma de erradicar la obesidad infantil. En las escuelas privadas la situación es diferente. Cada establecimiento tiene libertad para contratar un servicio de comedor tercerizado o contar con personal que prepare los alimentos dentro de la escuela.

#Del dicho al hecho Desde el Ministerio de Educación porteño afirmaron que antes de fin de año todos los colegios de gestión privada también deberán tener homologado su menú según las pautas de alimentación saludable. Sin embargo, según los últimos informes realizados por la Auditoría General de la Ciudad, esta meta aún está muy lejos de cumplirse.

#Viandas en la mira Como parte de los servicios alimentarios que brindan las escuelas se encuentran las viandas. Este año no hubo ningún tipo de control sobre ellas, mientras que en los últimos años se detectaron muchas irregularidades. Desde raciones que no tienen los tamaños suficientes, comidas que no varían y que no cumplen con los valores nutricionales, hasta alimentos que no se conservan con la temperatura adecuada y pierden la cadena de frío.

“Hasta hemos encontrado leches que no tenían el rótulo habilitante e inmediatamente informamos al Estado para que las quite de circulación. Son cosas que se encuentran reiteradamente cada año que la auditoría hace este tipo de controles” señaló Mariela Coletta, auditora de la ciudad de Buenos Aires.

 

[1] Según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, un 25% de los niños de Argentina se alimenta en comedores escolares o comunitarios.

 

¿Hacia una nueva escuela media?

 

Al igual que la cuestión de la alimentación saludable, el proyecto de la Nueva Escuela Secundaria (NES) lleva a repensar las funciones de la escuela. Propone la revisión de la organización y los contenidos que se enseñan para actualizarlos frente a los cambios sociales, culturales y productivos de la sociedad en la que vivimos.

Sus principales objetivos son:

  • Erradicar el fracaso escolar
  • Lograr la permanencia de los estudiantes
  • Vincular al nivel secundario con el mundo universitario y laboral.

Sin embargo…

El proyecto nunca se terminó de aplicar. Por ejemplo, hay orientaciones en biología o química que no tienen sus laboratorios funcionando, deficiencias en los talleres de escuelas técnicas y faltas excesivas de los docentes, entre otros problemas. Se van encontrando que muchas reformas que son de más de 10 años todavía no terminan de aplicarse”, afirmó Mariela Coletta. Pero a la vez sostuvo: “lo que intentamos es relevar las escuelas por etapas. La idea es relevar toda la gestión de la educación en la ciudad”. 

 

 

 

Autor: Luis Espeche