#ViandasSaludablesyTentadoras. … todo un desafío



Preparar viandas a diario suele ser agotador ya que muchas veces las ideas se acaban. Frente a ello, los alimentos industrializados que vienen preelaborados pueden resultar prácticos y una salida rápida a la hora de armar loncheras; sin embargo, estos tienen muchos aditivos y son carentes en nutrientes.

Lo que comen los niños es fundamental, ya que una alimentación completa y variada les permite crecer adecuadamente. Por lo cual,  la preparación diaria de viandas saludables se convierte en un desafío.

Por eso te voy a dar algunos consejitos para que puedas armar viandas nutritivas y tentadoras para los niños.

Preparaciones prácticas para llevar, suelen ser tartas o empanadas.  La forma más saludable de cocinar las empanadas es al horno; pero la clave está en cuidar lo que le agregamos al relleno: priorizar carnes magras de vaca, de cerdo o trocitos de pechuga de pollo, en lugar de exceso de fiambres y embutidos. También al relleno podes sumar ricota magra, vegetales cocidos, queso crema light, huevo y  la cantidad justa de aceite.

Otras ideas con los vegetales cocidos del día anterior es preparar estos rellenos y hacer tortillas, croquetas o budines al horno.

En cuanto a los sándwiches, suelen ser simples de llevar y más aceptados por los niños. Te sugiero realizarlos con los tipos de carnes mencionados en vez de fiambres y sumar vegetales frescos como lechuga, tomate, pepino o peluca de zanahoria. En reemplazo de los aderezos industriales, los dips caseros son súper fáciles y rápidos de hacer: elegí algún vegetal cocido (por ejemplo,  zanahoria) y procesalo con un chorro de aceite y le agregás condimentos a gusto.

Otras opciones son enviar algo que te quedó del día anterior. Si quedaron  milanesas al horno , las cortás en cubitos acompañadas de arroz con verduras y vianda lograda!

También es importante no descuidar los modos en que viajan los alimentos al cole y cómo se mantienen hasta que se  comen. Lo mejor es llevar todo en una lonchera que mantenga el frío, y en el cole, de ser necesario, puedan calentarlo, .

Es importante tener en cuenta que los restos de una comida anterior,  se recalienten solo una vez y que no se almacenen en la heladera por más de 24hs. Caso contrario puede afectar la salud gastrointestinal de quien la consume.

Por último, no olvides promover una hidratación saludable enviándoles siempre una botellita de agua y fomentar el consumo de frutas de estación como postre.

Autor: Diego Sivori