#IREP: Mucho más que un Hospital



El IREP (Instituto de Rehabilitación Psicofísica) hospital público municipal,  nuestro. Un lugar con historia, un lugar que nos invita a conocerlo, tal como  nos sucedió con el Marie Curie, otra casa de corazón grande, de la cual nos sentimos parte.  

Un hospital lleno de luz, de intensos verdes que nos regala su particular jardín. Un jardín tan calmo como bello, que se abre ante nuestros ojos al atravesar ese gran arco, que nos da la bienvenida…

Quizás parecerá extraña esta manera de describir a un hospital, es posible, pero no lo es para hablar del IREP.

Un Instituto de rehabilitación “con todas las letras”. Un lugar especial, diferente, emplazado en un espacio que distiende, que respeta tiempos, que aliviana el día a día. Del cual, en palabras de cada uno de sus pacientes, se oye decir: es “mi segunda casa” , es “el lugar gracias al cual volví a vivir” o simplemente, “ El IREP para mí es TODO…”

Eso es, un TODO que se conforma por un grupo de profesionales IN-CRE-I-BLES que dan ese todo y más, por sus pacientes. Esos doctores de vocación que les dicen que pueden, que los impulsan a seguir y que los acompañan, diariamente,  a dar esos pasos fundamentales para retomar un nuevo camino…

Y eso se ve en cada paciente,  en cada uno de sus rostros, en el agradecimiento constante, en querer volver cada día, porque saben que estarán mejor…

Quizás porque permanece aun la esencia de aquella ciudad infantil que le dio origen, que supo albergar a tantos niños, y les dio cobijo, hablar del IREP suene más a “hogar” que a hospital; porque un hogar es donde nos remite a un lugar que nos da seguridad, en el que nos sentimos protegidos; un hogar se sustenta en los sentimientos;  y se construye en conjunto, con esfuerzo y dedicación. Y esa sensación es la que está en el aire que nos envuelve al entrar al IREP.

Es por eso que, en este mes tan particular, donde todos, más que nunca, debemos abrazar este Instituto tan especial y tan valioso, abocado a la rehabilitación integral de cada paciente, queremos que conozcan un poquito más de su historia; que comprendan su por qué…

Para ello, nos acercamos a alguien que lo conoce mucho y con gran orgullo nos contó y nos brindó, generosamente, mucha información.  

Patricia Boggiano

Secretaria de Dirección del Instituto

Hace 39 años que es parte de la familia del IREP 

Se abocó a una valiosa tarea… 

Armar el Museo del IREP 

 

 

Por qué un Museo

P.B. La finalidad de este Museo es contar con un espacio dentro del Hospital, destinado para la colección, conservación y exposición de bienes tangibles e intangibles relacionados fundamentalmente con los orígenes y evolución del Instituto hasta nuestros días.

 La Importancia

 P.B. Creemos que es importante que la comunidad hospitalaria y su extensión barrial cuenten con un lugar que represente de alguna manera el “pedacito” de historia vivido en el Instituto pretendiendo conservarla en el tiempo, como así también que se conozcan hechos y protagonistas que por él han pasado; y que esto nos permita preservarlo como referente del Patrimonio Histórico Cultural de nuestra sociedad.

 Material histórico

 P.B. La intención es reunir y exponer diferentes elementos, historias de vida y/o testimonios relacionados con la identidad del lugar y sus orígenes. A su vez, lograr que el predio conserve su valor histórico-cultural preservándolo de posibles intervenciones urbanas tanto gubernamentales como  privadas.

La Institución posee componentes históricos/culturales de gran valor  por eso se planificó la identificación, rescate, acopio, selección, clasificación, catalogación y en caso de corresponder, el acondicionamiento y/o restauración de los bienes materiales que son de interés para el museo.

Un deseo

 P.B. Que este museo no sólo quede destinado a la población hospitalaria, sino que pueda estar abierto a la comunidad en general como tantos otros museos ya que IREP tiene un enorme historia para rescatar, guardar, contar y mostrar.                                                                                                  

2013.  Se funda el Museo Histórico del Irep en una de las “casitas” originales de la Ciudad Infantil Amanda Allen, creación de la Fundación Eva Perón en el año 1949. En el 2017 se abre una nueva sala, aun en proceso de acondicionamiento. Este Museo intenta mostrar al visitante los orígenes de la Institución y su evolución en el tiempo, su patrimonio artístico y arquitectónico, su historia oral, las colecciones relacionadas a los avances científicos, sus personalidades notables y el nacimiento de la Fisiatría en el país.

  

Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP), un poco de historia…

 

 14 de Julio de 1949. Se crea la Ciudad Infantil con el objetode dar acogimiento, contención y educación a una franja de la población infantil carente de todo ello. El derrocamiento de J.D.Perón, la llegada del gobierno militar y el flagelo de la epidemia de polio hizo que el lugar mutara como hospital. Se comienzan a tratar otras patologías dando paso a la Fisiatría, especialidad de la que no había antecedentes en la Argentina por lo que la formación de sus profesionales debía hacerse en el extranjero.Su abanderado fue el Dr. José B. Cibeira, quien luego de completar su formación en los EEUU regresa al país y se pone al frente de lo que fue la formación de especialistas en la Argentina; fue así como, desde 1959 hasta 1989, dirigió el, entonces, Centro de Rehabilitación de Buenos Aires. El actual Instituto de Rehabilitación Psicofísica, que dependía de la Comisión Nacional de Rehabilitación del Lisiado,  se había creado para el control de la poliomielitis desde 1956, y en 1961 conformó la primera residencia formativa que se ha mantenido en forma ininterrumpida hasta ela actualidad.

Ciudad Infantil Amanda Allen, Centro Nacional de Rehabilitación de Bs. As., Instituto de Rehabilitación del Lisiado y su Coop. ACIR, hoy Instituto de Rehabilitación Psicofísica.

 

La Ciudad Ciudad Infantil Amanda Allen, como salida de  un cuento…

 

El IREP ocupa el predio en el que había funcionado, hasta el año 1955, la Ciudad Infantil “Amanda Allen “, dependiente de la Fundación Ayuda Social María Eva Duarte de  Perón, creada para albergar niños huérfanos y/o de bajos recursos sin contención familiar.

La Ciudad Infantil era una réplica en miniatura de una Ciudad con todos sus edificios públicos a escala. Hoy sólo se conservan 2 de ellos, uno está asignado al Museo y el otro es la Capilla. Esta ciudad minúscula era una ciudad como aquellas de los cuentos de hadas. Las pequeñas residencias tenían muebles en miniatura; un río atravesaba un puente y corría entre jardines. Sinuosas calles, una colina y allí un  una Capilla. Una Escuela, la Municipalidad e incluso una réplica de una estación de servicio Y.P.F. Una comisaría, un mercado, tiendas, farmacias, almacenes, zapaterías, y más.Próximo a la Iglesia se ubicaba el comedor, con paredes decoradas, y pequeñas mesas para 6 personas. Los dormitorios estaban divididos en 4 pabellones, cada unode los cuales contaba con 24 camas.

 

                                                                      

http://baenred.com/2018/05/11/unsamurai-de-la-salud-publica/