#LaEducaciónAprueba?



#Aprender2017, según los resultados de la evaluación en la Ciudad de Buenos Aires, sobre un total 488 escuelas secundarias, participaron 465 (con al menos un estudiante);  lo que no nos muestra ese dato es que de los 30250 estudiantes matriculados, sólo  participaron 21084, o sea el 69.7% del total.

A su vez, si seguimos desglosando porcentajes, podemos decir que participó el 93% de los establecimientos de gestión estatal, frente al 96.4% de los establecimientos de gestión privada. Hasta aquí pareciera un dato más;  pero la sorpresa la dan los números totales de escuelas existentes en la C.AB.A según gestión. Mientras que las escuelas secundarias de gestión privada son 333, las escuelas secundarias públicas son apenas 155, menos de la mitad!!!! Este es un punto clave para detectar una de la primeras diferencias entre lo que dice la publicidad gubernamental y  lo que sucede en la en realidad, pues estos datos hablan por sí solos.

Veamos, del total de 30250 alumnos matriculados en 2017 , poco más de 13500 se encuentran en escuelas públicas , mientras que  las secundarias privadas albergan a 16700 en el doble de edificios.

Lo que significa que el 45% de los alumnos que concurren a escuela públicas de la ciudad cursa sus estudios secundarios en la mitad de establecimientos 

que lo hace el 55% que asiste a escuelas de gestión privada.  Lo que equivale a decir que, mientras los 13500 estudiantes de escuelas públicas deben repartirse en 155 edificios , los 16700 estudiantes de escuelas privadas tienen la posibilidad de repartirse en 333.

Teniendo en cuenta este punto, vale la pena rescatar un artículo de opinión, publicado en Infobae el 15 de marzo del corriente año, en el que Mariela Coletta,  auditora de la Ciudad, hace referencia a un informe que realizó la Auditoría sobre las escuelas de educación técnica y aquellas de educación media que implementaron la currícula de “La Nueva escuela secundaria” en la Ciudad, en  el que muestra claramente la distancia entre la realidad de la enseñanza media y las importantes campañas publicitarias tan estratégicamente pensadas que están diseminadas en todo tipo de espacios públicos de la C.A.B.A.

El informe que repone la auditora Coletta en su artículo,  tiene relación directa con lo que mencionamos acerca de la insuficiencia de escuelas secundarias públicas :

“…para el 85% de las escuelas resultó insuficiente el espacio físico disponible durante el año 2016 para la aplicación del incremento de la carga horaria de la Nueva Escuela Secundaria, en tanto que la situación mejora un poco en las escuelas técnicas, ya que el porcentaje de insuficiencia edilicia es del 56%, aunque si siendo muy alto”.         Fuente: https://www.infobae.com/opinion/2018/03/15/educacion-en-la-ciudad-brecha-entre-la-publicidad-y-el-marketing/ 

Lo cual es más que evidente dado que, previo a la aplicación de la currícula de la Nueva Escuela Secundaria, ya hablábamos de superpoblación en las aulas porque no alcanzaban los edificios , imaginemos a partir de esta implementación , con una circulación y carga horaria mayor.

Ahora pasemos a los resultados académicos, pues parece que dependen del lugar que se quieran mirar. Desde el gobierno, apelando a su estrategia de marketing, eligen resaltar aquellos números que los dejan tranquilos. Es decir, indican que el 77% de los alumnos se encuentran con niveles satisfactorios o avanzados en Lengua y que el 53% mantiene esos niveles en matemática; pero no se detienen en el  10% de los alumnos de 5to año 2017 que no alcanzó el nivel en lengua, ni en el 23% que no lo alcanzó en matemáticas. Tal como afirma Coletta en el artículo citado anteriormente:

“…Existe una brecha profunda, en este caso está definida por la distancia existente entre lo que podemos verificar en la realidad y lo que vemos en una muy bien lograda campaña publicitaria.” 

Algo que se convirtió en insignia de este Gobierno que prioriza “el mostrar”, aunque no sea la realidad más fiel , antes que ocuparse de aquello que, aunque no se quiera ver, está y afecta a un gran número de jóvenes porteños. Este es un ejemplo más del modo en que seleccionan, la información que hacen circular .

Los mismo ocurre con los resultados a comparar con los de la evaluación 2015, cuyos porcentajes  informan lo siguiente:   

En Lengua el número de estudiantes por debajo del nivel desciende del 19,7 al 9,9%, mientras que en Matemáticas, el número de alumnos por debajo del nivel asciende de 21,6 a 22.9%

Qué dicen de estos números? No mucho. Porque debemos adentrarnos en la segmentación, diferenciaciónparticularidad de los resultados teniendo en cuenta lo expuesto al comienzo; sólo  el 55% de los alumnos de escuelas estatales participó de la evaluación, mientras que la participación de alumnos de secundarios privados fue del  80% .Este dato es fundamental ya que genera resultados muy diferentes debido a variables a tener en cuenta según el tipo de gestión educativa. Sugerencia: lean atentamente y vayan en busca del dato que falta, pues ése es el que muestra la realidad o más importante aún aquello que verdaderamente se debe priorizar  y “CAMBIAR”. 

http://baenred.com/2017/09/17/superpoblacion-en-las-aulas/

http://baenred.com/2017/09/29/subsidiosescuelasprivadas/