Alimentación saludable #MásLindaPorDentro, más linda por fuera..



Si nos referimos a temas vinculados a la MUJER, cómo no darle importancia a su salud y más aún siendo éste, su mes.                           

Durante sus vidas van atravesando cambios físicos y hormonales que hacen que la alimentación sea un pilar importante a la hora de buscar un buen estado de salud.  Los diferentes tiempos biológicos (niñez, juventud, adultez y vejez) que van atravesando hacen que sean necesarios estilos de vida saludables que incluyan principalmente una alimentación completa y que cubra todos tus requerimientos. Además es fundamental que desde edades tempranas se mantengan activas a diario, ya sea saliendo a caminar o realizando alguna actividad física placentera. Si bien en cada momento de la vida hay nutrientes que  tienen mayor relevancia, está bueno tener en cuenta algunos tips para no descuidar el estado nutricional:

No saltees comidas. Aunque no te parezca, es súper importante. Es decir, realizar por lo menos desayuno, almuerzo, merienda y cena a diario; y que estas sean adecuadas y completas. Muchas veces, por las múltiples actividades del día o  por buscar soluciones rápidas para el cuidado de la silueta, se reemplazan comidas como un almuerzo por un yogurcito, una fruta o una barrita de cereal. Esto hace que se pierda la chance de incorporar determinados nutrientes imprescindibles en lo cotidiano, ya que cada comida es una oportunidad para hacerlo.

Consumí alimentos nutritivos. Debemos incluir diariamente en nuestras comidas alimentos que nos fortifiquen con la riqueza de sus nutrientes, te menciono algunos que considero claves:

Lácteos. En desayunos y meriendas es de gran importancia agregar alguna porción de yogurt, leche o queso para cubrir la cuota diaria de calcio, nutriente que en la edad adulta se es más propenso a perder.

Alimentos que Aportan hierro, este nutriente se pierde fácilmente en el periodo menstrual de la mujer ya que viaja por sangre; por ello,  es muy importante ofrecer a nuestro cuerpo alimentos que contengan este nutriente tanto en almuerzos como cenas. ¿De què manera? Comiendo carnes de vaca, pollo, pescado, cerdo y también incluyendo huevo, vegetales de hoja verde oscuro, legumbres de todo tipo y cereales fortificados.

Ácidos grasos esenciales, aquellos que el cuerpo no tiene capacidad de producir; por lo tanto,  hay que incorporarlos en las comidas. Una buena opción es condimentando los platos con aceite crudo de cualquier tipo: girasol, maíz, oliva, etc.

Evitá los excesos y las grasas malas para la salud. Consumí lácteos descremados, evitá frituras y alimentos con mucha cantidad de grasa como: productos de pastelería, snacks, fiambres y embutidos. Tené en cuenta que la mujer con el paso de los años, tiende a tener mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Incorporá frutas y verduras a a tu alimentación diaria. Ellas deben estar siempre  ya que, cuanto más colores tiene la alimentación, mayor variedad y cantidad de vitaminas y minerales se incorporan lo que hace que te veas  más linda… por dentro y por fuera!

Feliz día!

Autor: Diego Sivori