Verano. las olas, el viento y… #EnLaCiudadLosChicos?



A la familia, el verano le plantea desafíos organizativos y económicos. Todos lo sabemos, sufrimos y afrontamos (si nos quedamos en la Ciudad) crisis relacionadas con la temporada.

Las familias porteñas, que durante el período escolar organizan sus horarios en torno a la escolaridad de sus hijos, durante el período estival ven esta organización claramente alterada.

Durante el año, hacerse de una vacante para las escuelas de gestión estatal fue todo un desafío. Imaginemos lo que implica hacerse de una vacante para enviar a los chicos a la colonia de vacaciones. Los números no mienten, veamos…

El Gobierno de la Ciudad brinda el servicio de colonia gratuita para chicos y chicas de entre 4 y 12 años, residentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La oferta es variada y las sedes son muchas, asciende a 15 el número de clubes afectados. Los más importantes son Parque Sarmiento, Roca, KDT, Club de Amigos y GEBA. Pero hay una cantidad de polideportivos como el de Parque Chacabuco que también abrieron sus puertas para la actividad.

La colonia se desarrolló del 2 al 31 de Enero. En Febrero, magia!.

Como primer análisis, podemos decir que quedan fuera del programa más de 11 mil chicos de 3 años escolarizados.

Según datos oficiales la matrícula escolar, de alumnos entre 4 y 12 años, asciende a 175 mil alumnos.

Las vacantes de las colonias de vacaciones representaron, apenas, al 22,5% de la matrícula escolar  de las escuelas públicas.

¿Qué hicieron los chicos que no pudieron anotarse? ¿Qué hicieron sus padres? ¿Cómo se organizó la familia? Y aquellos que sí participaron de la colonia, qué hacen durante el mes de Febrero?                                                                                                                               

En momentos en que los líderes sindicales se encuentran en el foco de atención por motivos que son de público conocimiento, hay que destacar la gran función social que cumplen varios de ellos, sobre todo los más grandes, al brindar el servicio de colonia de vacaciones para los hijos de afiliados. Grandes gremios como Comercio, encargados de edificios, construcción, etc. Sin ellos, el verano sería aún más caótico. 

Por otra parte,  la opción que presentan las colonias privadas tienen  un costo que varía entre $3500 y $ 8000 mensuales, dependiendo la jornada simple o completa y el club donde se realice. Imaginemos lo que esto representa para una familia tipo, con sus hijos escolarizados en la gestión Estatal.  Muchas de estas familias deben destinar sus aguinaldos para el pago de colonias de vacaciones privadas, ante la poca oferta de vacantes en la gestión estatal o al no conseguir un lugar en sus gremios.                                               

Frente a esta situación, el Gobierno de la Ciudad, desde hace algunos años, decidió abrir otras ofertas como Bs As Playa y Vacaciones en la escuela. Planes de contingencia que no resuelven la situación, son apenas paliativos de una realidad que pasa desapercibida una vez terminado el verano, pero que sin lugar a dudas es una gran preocupación familiar que se vislumbra ya desde el mes de octubre, cuando empezamos a planificar el  verano que, para una inmensa mayoría, se compone de un par de semanas de “descanso”  para luego hacer frente a  un par de meses agobiantes  en los cuales, además de sortear  el calor sofocante de la Ciudad, debemos hacer malabares  para trabajar y conseguir un lugar para nuestros hijos.