#SaliraComer sin dejar de #cuidarnos



Si bien las reuniones o eventos especiales podemos flexibilizar un poco los hábitos saludables; no ocurre lo mismo cuando éstas comidas fuera de casa son muy frecuentes en la semana. Es por eso que en esas situaciones, es importante no descuidar los buenos hábitos alimentarios.

Afortunadamente, en los últimos tiempos la diversidad culinaria hizo que aumentara la oferta de restaurantes saludables que brindan gran variedad de platos nutritivos, gustosos y originales. Es una buena oportunidad para conocerlos y degustar los menús que ofrecen. Sin embargo, es cierto que muchas veces se come acompañado y es posible que otros prefieran restaurantes más clásicos.

De todas formas,no es excusa! entrar a éstos restaurants, comer rico y no consumir calorías de más, es posible:

¿Cómo?

Para empezar, no es aconsejable comer con pan, galletitas o grisines, y mucho menos arrasar con la panera mientras se espera la comida. Pero lo cierto, es que si la tenemos al alcance de la mano, vamos a comer.

¿Qué se puede hacer?

Pedir que la retiren de la mesa junto con la mantequita o el queso que ponen para untar, podría ser de gran ayuda para no caer en tentaciones desde un comienzo.

Bebidas

Agua siempre es la mejor forma de hidratarse, el agua gasificada  o bebidas dietéticas puede colaborar para bajar un poco las ansiedades y engañar el estómago mientras llega la comida. El alcohol y las gaseosas o aguas saborizadas, no son buenas aliadas ya que tiene muchas calorías que no te nutren.

Carnes

Una porción de carne de vaca, pollo, cerdo, pescado que no esté frita y acompañada de vegetales en ensaladas, salteados o puré suele ser una opción simple, nutritiva y que satisface el apetito.  Guarniciones fritas es recomendable dejarlas de lado.

Pastas

Las pastas pueden ser una alternativa si se descartan salsas muy pesadas como las que contiene jamón, panceta, manteca, crema o aceite frito. Salsas frescas como la filetto o alguna que tenga vegetales puede ser un buen acompañamiento. En cuanto al queso rallado, éste aporta muchas grasas con lo cual no es recomendable utilizarlo en exceso. Que tu plato sea de pastas con queso, no de queso con pastas!

Ensaladas  

Ojo, si bien son una gran idea de menú y completas si vienen acompañadas de algún tipo de carne o huevo, no te dejes engañar por las falsas ensaladas saludables. ¿Cómo detectarlas? Son aquellas que vienen con agregados como: excesiva cantidad de queso, palta, aderezos o pedacitos de alguna carne o muzzarelita; o aquellas que condimentamos con demasiado cantidad de aceite.  

Postres…

Lo mejor siempre es alguna fruta  o una ensalada de frutas . Los postres propiamente dichos dejarlos para los eventos especiales de los que te comenté al principio.

Espero que te sirvan estos tips para que comer afuera no esté prohibido, pero que tampoco implique excederse, ni comer muy diferente al modo en que lo hacemos todos los días.

Autor: Diego Sivori