#MásAlFondoQueEnElOff: Artistas callejeros



#Arte en Buenos Aires. La ciudad es rica en expresiones artísticas, espacios de exhibición, actividades creativas interdisciplinarias. Museos, galerías, exposiciones al aire libre como plazas o #mercados recuperados para artistas.

#Teatro comercial. #Teatro off. Estas propuestas comportan estéticas diferentes pero tienen en común espacios perfectamente delimitados:  la #Avenida Corrientes y los teatros más pequeños ubicados en barrios como el #Abasto, #Almagro, #Boedo, #Villa Crespo. #Alternativa Teatral es un sitio web de referencia para incursionar en las ofertas de espectáculos.

Pero hay un espacio indefinido que reúne a muchos artistas bajo el concepto de #callejeros: un teatro sin techo ni puertas. Más al fondo que en el off. ¿Por qué? Pensemos un poco.

#Arte callejero. Es un escenario activo, performativo al que cada artista llega, se sitúa, despliega su acción. Las #vanguardias de comienzos del siglo XX sintieron esa incomodidad espacial que proponía el arte academicista. No porque entendieran el espacio como una dificultad material sino porque esas formas de exhibición respondìan a una visión de mundo donde el arte está separado del resto de las esferas sociales. En consecuencia, los espacios de exhibición se desarman porque aparece la necesidad de unir arte y vida.

Todas las performances que fusionan lenguajes como la poesía, la pintura, la danza o el cine resaltan esa vitalidad propia del arte. En ese desorden creativo de expresiones estéticas el arte queda al descubierto. Importa el mensaje: la vida es un caos permanente.

Qué es el artista callejero sino esa evocación de una experiencia de mundo que reúne personas, instrumentos, calles, preocupaciones, espacios de todo tipo. Esto es lo callejero del artista. Ese desorden vital en el que nos movemos y que da sentido. El arte debe poder hacer ruido como la calle. Ya sea por necesidad de trabajar o bien una decisión de performar como parte de un camino experimental, la ciudad funciona como catalizadora de un síntoma posmoderno: el mundo ya no se presenta ordenado. En este desorden el arte transita en las calles como un peatón más.  

Sin embargo, no todo es tan maravilloso como se ve a menudo. El #artista itinerante no tiene un marco que contenga su actividad como trabajo. El médico no sabe hacer otra cosa que curar. Ese es su saber. El saber del artista es el campo de la experimentación permanente, sumido en un quehacer que requiere creatividad y formación.  Tal vez no estamos al tanto que muchos jóvenes malabaristas son estudiantes de la carrera Artes del Circo en la #UNTREF.  

#Trabajo. Existe una asociación sin fines de lucro #FAAO Frente de Artistas Ambulantes Organizados constituída desde el 2014. Intenta pensar estos problemas con los que se choca cada vez que el trabajo es interrumpido por falta de reglamentación. Desde bajar a los artistas del subte hasta quitarles sus instrumentos.

#Proyecto de Ley. Fue presentado ante el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en dos oportunidades: 2012/ 2016. Allí quedó. Si visitamos el #Facebook de la FAAO podemos comprender de qué se trata esta lucha.

La misión de la #FAAO se resume en tres acciones

  1. Frenar el Proyecto de Ley 2538/15
  2. Defender la Cultura Popular Inclusiva
  3. Liberar el espacio público

La misión busca oponerse al ya existente Proyecto de Ley 2538/15 que según FAAO desconoce la práctica de la actividad, no se ajusta a la realidad cotidiana y deja a libre interpretación situaciones que llevan a reprimir la actividad en lugar de enmarcarla en la esfera cultural de la #Ciudad de Buenos Aires.

Itinerante, ambulante, callejero no son términos que deberían restar sino ampliar una expresión activa en la ciudad. Es visible. Convivimos con ella. Desde dónde enmarcarla. El origen del teatro argentino de la mano de los hermanos Podestá es un claro ejemplo de cómo el #circo criollo (considerado en sus inicios como un simple entretenimiento de feria)  fue la semilla que dio lugar al nacimiento del #teatro argentino.

Desde el #teatro invisible hasta los músicos en el subte existe toda una variedad de expresiones. El artista itinerante tiene esa exquisita tarea de suspender el ritmo acelerado para intervenir en un mundo que no siempre se deja interrumpir.

 

Autor: Gabriela Oyola