#Avenida de Mayo y Perú Dejando atrás el barrio de San Telmo e incursionando en el vértigo del Microcentro porteño, nos encontramos con una esquina paradigmática . En Avenida de Mayo 599, cerquita de la histórica plaza, la  Confitería London City nos hace un guiño arquitectónico y rápidamente nos incita a explorarla. Ubicada en la planta baja de un edificio construido a finales del Siglo XIX, las huellas de sus antepasados se revelan en las réplicas y adaptaciones de sus columnas espejadas, sus molduras y su marquesina.

#Ayer y Después Antes de convertirse en la clásica London City, este espacio edilicio fue  la  mansión de la familia Ortiz Basualdo y, en los años 20, el anexo de la reconocida tienda Gath & Chaves (la Gatichaves). A partir de 1954, la London comenzó a funcionar como café y fue la gran elegida de funcionarios,artistas, turistas y habitantes de la ciudad. Julio Cortázar , sin dudas, fue su habitué más distinguido. Junto a la mesa de un rincón del salón,  la misma  en la que concibió su obra «Los premios», el escritor aparece inmortalizado en una magnífica escultura.

#Hoy y Siempre   Desde el 2000, la London City luce orgullosa su categoría de café notable. Tras su reapertura en el 2014, sus incontables  visitantes no sólo disfrutan  de un  ambiente ameno, una deliciosa pastelería  y un riquísimo café al paso  sino que, casi sin saberlo, se convierten en  personajes del genial Cortázar

«…No era fácil conversar a esa hora en que todo el mundo tenía sed y se metía en el London como con calzador, sacrificando la última bocanada de oxígeno por la dudosa compensación de un medio litro o un Indian Tonic…»  (Los Premios)